El Unico Ojo

Comentario de Richard Lang

¿Por cuantos ojos estás mirando? Por supuesto los demás ven dos ojos cuando te miran, y tu ves dos en el espejo. ¿Pero cuantos ves desde tu punto de vista? Échate una nueva mirada a ti mismo. Tal vez hayas estado pasando por alto algo obvio y maravilloso a la vez.

Yo estoy mirando por un ojo. De hecho, no es siquiera un ojo – es un espacio integro y sin bordes, una ventana totalmente abierta y sin marco. Desde esta ventana transparente en este momento puedo ver mi escritorio y computadora y más allá de estas cosa mi jardín.

Este ojo Único no es un ojo humano. Es el Ojo de Dios, el Ojo del Único Ser, el Ojo del Buda…

¿También estás mirando por una ventana sin marco, un único Ojo – el Ojo de Dios?



Para llevar tu atención de vuelta a tu único Ojo, extiende las manos delante de ti como si fueran un par de anteojos que te vas a poner. En cambio, si usas anteojos, quítatelos y extiéndelos.

Ves dos huecos. Hay una vista diferente en cada hueco.











Ahora acércatelos lentamente y póntelos.



































¿Cuando te pones los lentes, que pasa con la línea divisoria entre los dos huecos? ¿No es cierto que desaparece, dejando un espacio integro, sin aristas por la cual estás mirando? Un espacio integro, sin bordes que eres tú.

Observa el ‘borde’de tu campo visual. Date cuenta que no le puedes mirar directamente. (Cualquier cosa que miras se mueve al centro de tu campo visual.)

¿Realmente existe un ‘borde’ de tu campo visual, un límite definido? ¿O poco a poco se desvanece? ¿En qué? ¿En nada? ¿En tu único Ojo sin bordes?






Mueve la mano a dicho borde. Observa como desaparece aquí. Esto es el sitio donde las cosas desaparecen.












¿Cuan ancho es este Ojo tuyo? ¿Más ancho que el mundo?




Cada línea o límite en el mundo tiene cosas por los dos lados – cada objeto tiene un entorno, está rodeado de otros objetos. Verifícalo mirando las cosas a tu alrededor.

Pero hay un límite más allá del cual no hay cosas – el límite alrededor de tu vista del mundo.

Cuando le presto atención a este ‘límite’no encuentro nada más allá de el. Es un ‘límite’ único.
Aquí está el ‘borde del mundo’ ¿Qué hay más allá de ello? ¿Un abismo sin fin? Tú eres este abismo – el abismo en el cual flota el mundo. Todas las cosas están dentro de ti.

Relajación

Te puedes percatar de tu único Ojo en cualquier momento y lugar. Descubre cuan relajante es no tener bordes. No hay absolutamente ninguna tensión en esta claridad espaciosa. ¡Qué recurso en tiempos de estrés!

Los Muchos y El Uno

La vista hacia afuera de este único Ojo es única a cada persona, y siempre cambiando. Mirando hacia fuera veo mi sala de estar ahora – tu verás algo diferente. ¿Pero qué pasa con la vista hacia adentro? ¿Cómo podría estar diferente a la tuya mi vista hacia adentro – dentro de este único Ojo? No hay nada aquí para ver de modo diferente. Aquí somos Uno.

De “Douglas Harding, Su Vida y Filosofía (entrevista en video): 

Que tal si observamos lo que está sucediendo – esta transformación de dos pequeñas ventanas en una Ventana tan ancha como el mundo. En la India hablan de la apertura del Tercer Ojo. Tienes que ir a la India o México o Japón o algún sitio para la apertura del Tercer Ojo. ¿Pero está disponible aquí y ahora, dondequiera que estés, no cierto? ¿Alguna vez miraste por cualquier cosa aparte de esta Ventana?

Tú sabes, que seiscientos años antes de Cristo decían en la India que hay un Vidente en todos los seres. Un Vidente. Los Sufis lo decían, los budistas lo decían. Hui Hai, un gran maestro Zen Budista dijo, ‘¿Vemos con nuestros ojos? No, vemos con nuestra naturaleza de Buda.’ Vemos con un Único Ojo dijeron los maestros Sufi más tarde: Un Vidente. Este es el Ojo por el cual estás mirando. Encuentro esto absolutamente extraordinario. ¡Mira desde donde estás mirando! Y esta es una cosa extraña – que concuerda con la ciencia moderna. Los ojos no ven. Los ojos condicionan, son parte del aparato acondicionador de lo que vemos. Ayudan a determinar lo que vemos pero la visión no sucede al nivel de los ojos. Realmente tiene que retroceder mediante los nervios ópticos, etc., a una región del cerebro donde la historia continúa. Comienza ahí con el sol, la luz baja, se filtra a través de la atmósfera de la Tierra, pega en el objeto y golpea tu ojo, y luego está transmitido a una región de la corteza visual donde la historia continúa a través de átomos, partículas, etc. No es hasta que llegues al terminal que puedas decir, ‘¡Hola! Te veo.’ Lo que comienza con la galaxia, con la luz del sol ahí afuera, termina con la agitación o lo que sea de partículas aquí. Y es sólo donde el Todo está reducido a Ninguna cosa aquí que sucede la Visión.

Esa es la historia científica, y es mi historia. Aquí está donde sucede la visión. En la Ninguna cosa que soy aquí, está el Vidente, el gran Vidente, el único Ojo del Uno. Encuentro esto extraordinario en realidad. Extraordinario. Tú nunca has mirado por cualquier cosa que no sea esto – lo que en el Oriente se llama el Tercer Ojo. Me parece que el Todopoderoso en su misericordia, inmerecido, por pura Gracia, está simplemente derramando sobre nosotros la invitación a gozar de la unión con Él. Tú sabes, Santo Tomas Aquino – el gran intelectual de la Iglesia Católica medieval – Santo Tomas Aquino escribió grandes libros de teología, de la fe Católica, y todavía se le considera como una gran autoridad. Al final de su vida no muy larga dijo, ‘Todo es paja. Lo que importa es la Visión Beatífica de la unión con Dios. Eso es lo que importa. Eso es el significado de nuestras vidas.’
Por lo tanto digo, Anímate. ¡Anímate!

De otra entrevista con Douglas Harding

Las palabras son incidentales. Todos los maestros estarían de acuerdo, aprendemos haciendo. De lo que aprendemos, de lo que yo aprendo, lo que tengo que compartir es una cosa de hacer, activa. Esta es una cosa activa. Ponte tus lentes y observa como los dos huecos se convierten en uno – estás mirando por un Ojo que es tan ancho como el mundo y no es un ojo humano. Es el ojo del Único Vidente en todas las cosas de las cuales hablaron los Upanishads. Lo importante es el tema de hacer.

Citas

Simplemente dime que son tus ojos. Genro

Es mejor para ti entrar en la vida con un ojo, en vez de tener dos ojos y ser arrojado al fuego del infierno. Jesús

Jesús les dijo: Cuando convierten los dos en uno… luego entrarás al Reino. Evangelio de Tomas

Se volvió tuerto. Attar

La Tathagata se convirtió en el Ojo del Universo. Parinirvana Sutra

Tú no eres ese cuerpo: eres este Ojo espiritual. Rumi

Me he vuelto un globo ocular transparente; No soy nada: Veo todo. Emerson

La verdadera visión es sin ojos. Anandamayi Ma

¡Conviértete en visión, visión, visión! Rumi

Conviértete en la misma visión. Plotinus

Cuando Chang Ching, después de veinte años de meditación, por casualidad, levantó la cortina y vio el mundo exterior, perdió todo su entendimiento anterior del Zen y gritó: “¡Cuan equivocado estaba! ¡Cuan equivocado estaba! Levanta la pantalla y ve el mundo.”

Cualquier cosa, por más pequeña que sea, que se adhiere al alma, te impide verme. No podemos ver lo visible excepto con lo invisible. Meister Eckhart

Tú ves aquellos ojos mirando, pero son como cuadros en un baño público: no ven. La forma aparece, O devoto de la forma, como si sus dos ojos muertos estuvieran mirando. Rumi

¿Si no hubiera ningún ojo, qué? ¿Si no hubiera ninguna oreja, qué? ¿Si no hubiera ninguna boca, qué? ¿Si no hubiera ninguna mente, qué? Si uno tiene que enfrentar tales circunstancias y sabe como actuar, entonces está en la compañía de los antiguos Patriarcas y Budas. Cualquiera que se encuentra en esa compañía está satisfecho. Blue Cliff Record

Yo miro y escucho sin utilizar ojos y oídos. Lieh-tzu

¿Por medio de qué percibe este cuerpo o mente? ¿Pueden percibir con los ojos, oídos…?
No. Tu propia Naturaleza, siendo esencialmente pura y totalmente quieta, es capaz de percibir.

No hay ningún vidente aparte de El, nadie que escucha aparte de El, nadie pensando, nadie consciente aparte de El. El es el Ser, El que Reina adentro, el Uno Inmortal. Brihadarankaya Upanishad

Es lo No Nacido que ve y oye, come y duerme. Bankei

Solo Dios tiene visión y audición. Al-Arabi

Comentarios

Cuando era niño, trataba de imaginar el borde del universo, y lo que se me ocurrió fue una muralla roja de ladrillos que seguía interminablemente por todo el borde. Por supuesto, siempre que imaginaba esto, me di cuenta que tenia que haber otro lado de esta muralla de ladrillos, y por lo tanto, no podía ser el borde, después de todo.

Al ver quien soy, viendo el único ojo, ahora veo el borde del universo. Está justo aquí, dentro de mi experiencia. Pero es un lugar peculiar. No le puedo mirar directamente. No es un borde como otros bordes – que siempre tienen otra cosa al otro lado. Este borde es el borde entre las cosas y la nada. No es una línea clara, sino que se desvanece gradualmente – pero esa descripción no da en el blanco. Sin embargo, ahí está, el borde del universo. Mi búsqueda de la niñez ha sido contestada. R.L. UK

Cuando era niña, trataba de imaginar de donde vine. A menudo, me quedaba echada en la cama, por la noche, antes de dormir y trataba de imaginarme a mi misma y luego lo que vino antes de mí y luego que vino antes de eso, y eso, y eso, indefinidamente, hasta que llegué a la esencia o el centro de “eso,” que no era ninguna parte. Ahora viendo del único ojo, todavía puedo ir por esa ruta y al centro donde está el “Yo” que contiene todo eso. Y mi búsqueda de la niñez ha sido contestada. K. USA

Continúa con otro experimento
Headless on Youtube
Click here for workshops with Richard Lang
Click here for details on the next Summer Gathering in the UK
Click here for information on online hangouts
Click here fora free e-course
The Youniverse Explorer is now available
Click here for our online shop
Click here to get the free Headless iPhone app
Click here for downloadable videos of Douglas Harding
Click here for the Latest News
Click here to Donate