EXPERIMENTO: Apuntando Aquí 


Cuando apuntas hacia cualquier lugar en el mundo, señalas objetos de percepción. Te encuentras a distancia de lo que miras, y ves algo. Prueba lo siguiente.








Apunta con el dedo al lugar donde los demás ven tu cara. ¿Qué ves? Has revertido la dirección de tu atención hacia ti y ahora te miras a distancia cero. ¿Ves algo?


Cuando apuntas hacia ti mismo, al lugar donde otros ven tu cara, no apuntas a ninguna cosa, ¿cierto? ¡Aquí no hay ojos, boca, mejillas, cara, ni cabeza!
Pierdes la cabeza y te ganas el mundo.

Comentario de Richard Lang

¿Quién eres realmente? No quien eres en los ojos de los demás, o en el espejo, o según tus creencias o supuestos sin examinar, sino en tu propia experiencia directa.

Los grandes maestros espirituales dicen que no eres tu apariencia – en el fondo, secretamente, más cerca de ti que tu propia respiración, eres capacidad para el mundo. Ellos dicen que para descubrir esta verdad maravillosa acerca de ti mismo debes mirar simplemente e inocentemente, como un niño. ¿A dónde miras? Exactamente donde estás, al observador. ¿Cuándo? Ahora.

Para ver quien eres realmente, realiza el siguiente experimento.

Cuando apuntas a cualquier sitio no importa donde sea, estás apuntando a apariencias. Estás distante de lo que estás observando y ves cosas, ves objetos. Observa ésto – dirige tu atención a las cosas señalándolas. Las siguientes imágenes son sólo una indicación – es fundamental que HAGAS el experimento.)

Por ejemplo, puedo ver las formas y colores de esta habitación…

de mi pie…

de mi rodilla…

En todos estos casos, mi atención está dirigida hacia fuera, a objetos.

Ahora apunta a donde los demás ven tu cara.

¿Qué ves? Ahora estás mirando hacia adentro – dando la vuelta a la dirección de tu atención 180 grados de los objetos exteriores hacia el Sujeto, al lugar desde donde estás mirando. ¿Puedes ver tu cara? ¿Puedes ver cualquier cosa ahí – cualquier color o forma, cualquier movimiento?

Aquí está mi experiencia: mirando hacia adentro, donde lo demás ven mi cara, no encuentro ningún color o forma aquí. Encuentro capacidad o conciencia ilimitada a este lado que está apuntando mi dedo. Esta capacidad está vacía, es clara y transparente. Es evidentemente despierta y consciente. 

Al mismo tiempo dicha capacidad está llena de todo lo que está sucediendo dentro de ella: mi dedo, mi visión de la escena más allá de mi dedo, sentimientos…

Ahora estoy viendo Quien soy realmente – viendo el Uno ilimitado en el centro de mí mismo, el Uno en el cual el mundo está ocurriendo.

¿Qué encuentras? ¿También estás mirando desde esta conciencia totalmente abierta y cristalina? 
Continúa con otro experimento.

Ve a continuación la descripción de Douglas Harding de su primera Visión.
Headless on Youtube
Click here for workshops with Richard Lang
Click here for details on the next Summer Gathering in the UK
Click here for information on online hangouts
Click here fora free e-course
The Youniverse Explorer is now available
Click here for our online shop
Click here to get the free Headless iPhone app
Click here for downloadable videos of Douglas Harding
Click here for the Latest News
Click here to Donate